Antiriciclaggio
Ottobre 2011

Parámetros Operativos para la Implementación Empresarial del Sistema contra el Lavado de Activos en el Perú, di Fernando Reyna Támara

Estremi per la citazione:

F. Reyna Támara, Parámetros Operativos para la Implementación Empresarial del Sistema contra el Lavado de Activos en el Perú, in Riv. dir. banc., dirittobancario.it, 15, 2011

ISSN: 2279–9737
Rivista di Diritto Bancario

***

I. MARCO DE TRATAMIENTO

Un primer punto que debe tenerse presente es saber: ¿Qué comprende el concepto “lavado de activos”?, este término enmarca a la serie de operaciones realizadas por una o más personas, tendientes a ocultar el origen ilícito de bienes o recursos provenientes de actividades delictivas. Así, probablemente el tratamiento del tema bajo análisis, hasta hace determinado tiempo, era propio funzionalmente de las gerencias de riesgo y de las oficialías de cumplimiento de las empresas del sistema financiero, de fiscales y jueces avocados al tema, pero dada las modificaciones a la normativa del lavado de activos, los sujetos obligados de implementar un sistema administrativo de lucha contra el lavado de activos en sus unidades empresariales se ha extendido, como trataremos en adelante.

En lo relativo a las obligaciones que asumen las empresas del Sistema Financiero (IFIs) ante la UIF, ellas se encuentran contenidas en la Ley General del Sistema Financiero (LGSF) y en sendas resoluciones emanadas por la SBS, recalcando además que se encuentra en pleno proceso de implementación normativa interna, los Principios de Basilea III, a efectos de salvaguardar la integridad del sistema, las mismas que en conjunto contienen parámetros aplicables a los demás sujetos obligados, como son:

1. Conocimiento del Cliente y del Mercado: Establece el marco de actuación de las IFIs y demás sujetos obligados a tomar conocimiento de las actividades financieras en el que puedan intermediar en el mercado, de todas las personas naturalesy jurídicas con las que establecen o mantienen relaciones comerciales para la prestación de algún servicio o su ministro de cualquier producto propio del sistema financiero, de seguros, de pensiones, de las empresas de servicios complementarios y conexos u otro que corresponda a las operaciones autorizadas a las empresas, de conformidad con la LGSF y demás normas pertinentes, ya mediante la identificación plena del cliente mediante el mantenimiento de cuentas nominativas y la regularidad en el flujo de sus operaciones.Precisándose para tal efecto, que la posición de cliente recae tanto en el mandatario como el mandante, el representante como el representado, así como el ordenante y/o beneficiario de las operaciones o servicios solicitados a los sujetos obligados.

2. Buen Criterio de la Empresa: Mecanismo mediante el cual el criterio que se forma la empresa prestadora de un determinado servicio, debe partir del conocimiento previo del perfil del cliente y del mercado, a efectos de minimizar los exhaustivos controles de la posición de un cliente nuevo, dependiendo de la regularidad e integridad de la conducta del cliente.

3. Registro de Operaciones: Las empresas deberán registrar las operaciones multiples que se realicen en una o varias officina o agencias de las empresas que en su conjunto igualen o superen cincuenta mil dólares americanos (US$ 50,000.00) o su equivalente en moneda nacional, o por importes iguales o superiores a diez mil dólares americanos (US$ 10,000.00) o su equivalente en moneda nacional. Tratándose de las empresas de transferencia de fondos, la obligación de registrar comprende las operaciones a partir de dos mil quinientos dólares americanos (US$ 2,500.00) o su equivalente en moneda nacional. Imponiéndoles además de lo establecido, la conservación y disponibilidad del referido registro por un plazo de diez (10) años.

En lo relativo a este parámetro, se establece dos mecanismos a efectos del tratamiento del registro de operaciones, las mismas que legislativamente se definen:

3.1. Operaciones Inusuales: Denominadas a aquellas operaciones realizadas o que se pretenda realizar cuya cuantía, características particulares y periodicidad no guardan relación con la actividad económica del cliente, salen de los parámetros de normalidad vigentes en el mercado o no tienen un fundamento legal evidente.

3.2. Operaciones Sospechosas: Operaciones realizadas o que se pretenda realizar de naturaleza civil, comercial o financiera que tengan una magnitud o velocidad de rotación inusual, o condiciones de complejidad inusitada o injustificada, que en base a la información recopilada, de conformidad con el parámetro “Conocimiento del Cliente y del Mercado” se presuma proceden de alguna actividad ilícita que podrían estar vinculadas al lavado de activos.

Los Oficiales de Cumplimiento (OC) de las empresas supervisadas están obligados a comunicar a la UIF las operaciones detectadas en el curso de sus actividades, realizadas o que se hayan intentado realizar, que según su buen criterio sean consideradas como sospechosas, en un plazo no mayor de treinta (30) días calendario de haberlas detectado. Así, en la normativa “Guía de Operaciones Inusuales”, se incluye una relación de señales de alerta que las empresas deben tener en cuenta con la finalidad de detectar operaciones sujetas a control. Incidentes que serán materia de tratamiento técnico por parte de los OC, Auditores Internos, Sociedades de Auditoría Externa, Empresas Clasificadoras de Riesgo y el Oficial de Enlace (designado por una dependencia que pertenezca a la Administración Pública), a efectos de coadyuvar al fortalecimiento de la función de la UIF, las empresas podrán designar un Comité de Prevención del Lavado de Activos. En esta línea es posible que las empresas que integran un mismo grupo económico puedan nombrar un solo OC, denominado Oficial de Cumplimiento Corporativo, para lo cual deberán contar con la aprobación previa expresa de la SBS - UIF, de los titulares de los organismos supervisores de las otras empresas conformantes del grupo económico no supervisadas por la SBS, de ser el caso. Respecto a este acápite, cabe mencionar que las comunicaciones de los OC a la UIF tiene la naturaleza de altamente confidenciales, por ello la UIF les asigna claves o códigos secretos, con los que se identifican, sin excepción, en todas sus comunicaciones dirigidas a la UIF, y es prohibida que sus identidades sean consignadas en las correspondencias que utilicen.

Dentro del parámetro Registro de Operaciones, los sujetos obligados a remitir información a la UIF deben contar con instrumentos normativos internos a saber:

3.2.1. Guía de Operaciones Inusuales: Documento que contiene una relación de operaciones inusuales que las empresas deben tener en cuenta con la finalidad de detectar y/o prevenir operaciones sospechosas relacionadas al lavado de activos. Así, en este tipo de documentos se contemplaran las operaciones o conduca inusuales relativas a los clientes de las empresas sujetas al control de la UIF, a decir la negativa a proporcionar información solicitada, hay indicios de inconsistente o de difícil verificación, presentación de identidades inconsistentes no posibles de verificar, solicitudes de clientes que solicitan la exclusión del registro de operaciones sin causa aparente o justificada.

3.2.2. Procedimiento de Registro y Comunicación de Operaciones: De las que se deberá tener manuales específicos relativos a:

  • Procedimientos de registro y conservación de la información y documentación.
  • Elementos que determinan el buen criterio de la empresa.
  • Formularios para el registro de operaciones y reporte de operaciones sospechosas.
  • Procedimientos internos de consulta y comunicación de operaciones inusuales y/o sospechosas.
  • Procedimientos para el reporte de operaciones sospechosas a la UIF-Perú dentro del plazo legal.
  • Procedimientos para atender los requerimientos de información solicitada por las autoridades.

4. Responsabilidades del Oficial de Cumplimiento: Son responsabilidades del Oficial de Cumplimiento.

  • Vigilar el cumplimiento del sistema interno institucional para detectar operaciones sospechosas de lavado de activos.
  • Verificar la aplicación de las políticas y procedimientos implementados para el conocimiento del cliente y del mercado, parámetros para determinar el buen criterio de la empresa, mantener actualizados los registros de control de operaciones sospechosas, así como los procedimientos necesarios para asegurar el nivel de integridad de los directores, gerentes y trabajadores.
  • Calificar las operaciones inusuales como sospechosas, de ser el caso.

II. AVANCES LEGISLATIVOS

1. Medidas Precautorias: En el marco del tratamiento del lavado de activos se ha dispuesto medidas precautorias, como las contenidas en la Convención de Viena, en caso el agente imputable del delito de lavado de activos pueda aprovechar económicamente lo ilícitamente obtenido, es así que el Estado a través de la Ley de Pérdida de Dominio, Ley N° 29212 y Reglamento, que modifica el Decreto Legislativo N° 992, en concordancia con el Decreto Supremo N° 010-2007-JUS, que regulan el proceso de pérdida de dominio, que tiene como efecto la extinción de los derechos y/o títulos de bienes de procedencia ilícita (procediéndose con el mecanismo de traslación de dominio de bienes que pertenezcan a sujetos procesados no necessariamente sentenciados por los delitos materia de estudio en el presente) a favor del Estado, sin contraprestación de naturaleza alguna, los mismos que son sujetos a remate dentro de los 90 días de declarado el dominio privado a favor del Estado, trasladándose los fondos resultantes al Fondo de Pérdida de Dominio (FONPED).

2. Inclusión de Nuevos Sujetos Obligados: Además de la plena supervisión de las empresas conformantes del sistemafinanciero, de seguros y sistema privadode pensiones, mediante Resolución SBSN° 486-2008, se aprueba las disposicionesrelativas a la Prevención del Lavado de Activosy Financiamiento del Terrorismo deaplicación general a los sujetos obligadosa informar a la UIF por parte de entidadesno supervisadas y de alto riesgo de lavadode activos. Así, mediante la referida Resolución,se faculta a la UIF a ejercer supervisiónsobre negocios que carecen de un organismosupervisor, a citar los administradoresde bienes, empresas y consorcios, negoziode orden inmobiliario, constructoras, casasde cambio, de empeño y de préstamos,bingos, hipódromos, empresas dedicadasa la compraventa de vehículos, embarcacionesy aeronaves, empresas dedicadas alnegocio de antigüedades, joyas y objetosde arte, personas jurídicas y naturales quereciban donaciones o aportes de terceros,entre otros, imponiéndoles la obligaciónde reportar permanentemente informaciónsobre movimientos de carácter financieroque tengan la característica de sospechosoa la UIF y/o para aquellas operacionesdonde el monto transado sea igual o superelos US$ 10,000.00 (o su equivalente enmoneda nacional) y/o además de las operacionesmúltiples que igualen o superenlos US$ 50,000.00 (o su equivalente en monedanacional) cuando sean efectuadas poro en beneficio de una persona durante unmes, información que se deberá reportar ala UIF dentro de los 30 días de realizado laoperación, por parte del oficial de cumplimiento.Asimismo, de la obligación de elaborarun Código de Conducta, Política deConocimiento de Clientes y Trabajadores.

En ese decurso mediante Resolución SBS N° 838-2008 - Normas Complementarias para la Prevención del Lavado de Activos y del Financiamiento del Terrorismo, contempla entre sus principales innovaciones:

  • Se incorpora dentro de los sujetos obligados a remitir información a la UIF a las Cooperativas de Ahorro y Crédito no autorizadas a operar con recursos del público.
  • Se impone la obligación a las Empresas Supervisadas que en el caso traten con clientes que tengan la condición de Personas Políticamente Expuestas (PEPs), entendiéndose por estas a aquellas personas naturales que cumplen o hayan cumplido funciones públicas destacadas en los últimos dos años, el registro de la información que proporcionen en sus declaraciones deberá incluir a sus parientes hasta el segundo grado de consanguinidad, segundo de afinidad y el cónyuge.
  • Se incluye como infracción muy grave, no comunicar a la UIF, las operaciones sospechosas que hubieren efectuado los clientes a partir de que se tome conocimiento por medios de difusión pública, que dichas personas están siendo investigadas y/o procesadas por el delito de lavado de activos, financiamiento del terrorismo y/o delitos conexos.